29 dic. 2011

Alimentos Sexuales.



Hoy os voy a hablar de 30 alimentos que influyen en nuestro apetito sexual y estimulantes de feromonas masculinas y femeninas. Estos alimentos son unos de los más sexuales.


Nuez de Brasil: Un estudio de la Universidad de Padua (Italia) asoció las dietas bajas en selenio con la esterilidad masculina. El selenio impide la oxidación (el daño) de los espermatozoides, lo que aumenta tus posibilidades de tener soldaditos sanos.
El cacao: La feniletilamina del chocolate puede provocar euforia mediante la liberación de dopamina, el compuesto químico que brota del cerebro cuando tienes un orgasmo. El calcio de la leche favorece la transmisión nerviosa, lo que te hará más sensible al tacto.
Arroz integral: Este cereal contiene gran cantidad de vitamina B que potencia la energía. Y es que sin dicha vitamina no hay libido que valga. También es una rica fuente de magnesio, esencial para la contracción muscular, lo cual es crucial para hacer jugadas de campeonato.
Ostras: Si este molusco es famoso por sus cualidades afrodisiacas es por algo: contiene muchísimo zinc, un componente vital en la producción de testosterona. También contienen ácido aspártico y aspartato, compuestos efectivos a la hora de liberar hormonas sexuales como la testosterona y el estrógeno. Pon a enfriar el cava y empezad a sorber.
Pollo: Mantener un nivel elevado de testosterona es importante para todos los aspectos de la salud sexual, desde la producción de esperma hasta evitar la impotencia y regular el deseo y la libido. La producción de testosterona depende en gran medida del zinc y de la vitamina B6, ambas en abundancia en la carne de pollo.
Miel: Para ponerse a tono, las parejas de la antigua Persia bebían aguamiel cada día durante el primer mes después de casarse el mes de la miel, o como lo conocemos nosotros, la luna de miel. Es rica en vitaminas B, necesarias para fabricar testosterona y su fructosa te hace más resistente y libera de manera constante la energía darse la vuelta y quedarse dormido no será una opción.
Sandia: Científicos de Texas (EE.UU.) han demostrado que comer sandía puede tener efectos similares a los de la píldora azul milagrosa. Esto se debe a la citrulina y a la arginina, que disparan la producción de óxido nítrico, un compuesto que relaja los vasos sanguíneos del organismo. Y lo mejor es que para la sandía no hace falta receta.
Helado de vainilla: Si la vainilla se usa en todo, desde postres hasta ambientadores, será por algo. Según la Fundación de Investigación y Tratamiento del Olfato y el Gusto de Chicago (EE.UU.), la vainilla puede aumentar el flujo sanguíneo al pene.
Jengibre: Según un estudio publicado en la revista Phytomedicine, las ratas machos a las que les dieron jengibre experimentaron un aumento de peso testicular. Se cree que el jengibre podría tener un efecto similar de hinchazón en los niveles de testosterona humana.
Semillas de calabaza: Tienen una gran cantidad de zinc, un nutriente clave para la sexualidad y la fertilidad. Un estudio holandés ha revelado que los suplementos de ácido fólico y zinc aumentan el número de espermatozoides en un 74% en los hombres con problemas de fertilidad.
Palomitas de maíz: Este clásico del cine tiene los niveles más elevados de arginina vegetal, que es el principal componente del esperma. Numerosos estudios han demostrado la importancia de la arginina para el conteo espermático, la calidad y la movilidad. Así que prepara una buena ración y dale al play.
Chile: Todos sabemos que la comida picante acelera el corazón. La capsaicina, el compuesto que hace que el chile pique, también dispara la liberación cerebral de endorfinas, que te hacen sentir genial. Los chiles también mejoran el sistema nervioso, lo que favorece la excitación. Lo mejor para tener una relación muy picante.
Plátano: El plátano contiene un alcaloide llamado bufotenina, que mejora el estado de ánimo, la confianza y el impulso sexual. Pruébalos al horno, te sorprenderán. 
Arándano: Según la universidad de Texas (EE.UU.), cantidades insuficientes de vitamina C pueden causar que las células del esperma pierdan la movilidad. Los arándanos están cargados de vitamina C para que tus espermatozoides naden como Michael Phelps.
Almendra: Estos frutos secos están repletos de grasas esenciales que regulan las prostaglandinas, vitales para la producción de hormonas sexuales. También contienen vitamina E, que ayuda a fabricar un esperma más potente gracias a sus antioxidantes. 
Chocolate negro: Científicos del Hospital Universitario de Colonia (Alemania) han demostrado que el chocolate negro reduce la hipertensión, lo que podría ayudar a los hombres que padezcan impotencia. Los flavonoides del cacao ayudan a producir óxido nítrico, un compuesto químico que ayuda a relajar los músculos vasculares del pene y mejora el flujo sanguíneo y por tanto la erección. Cuanto más oscuro sea el chocolate, mejor.
Solomillo de ternera: Un estudio publicado en The Journal of Fertility and Sterility reveló que el solomillo, que contiene gran cantidad de L-carnitina, mejoraba significativamente la calidad del esperma en un grupo de hombres con problemas de fertilidad. Parece que cuanto más elevado sea el nivel de L-carnitina, mejor será el conteo y la movilidad de los espermatozoides. Ahora levántate y ve a conseguir algo de carne.
Gambas: Estos animalitos marinos contienen grandes cantidades de zinc, lo que mejora la libido y la producción de esperma. También tienen calcio y magnesio, necesarios para la contracción muscular que ayuda a regular el impulso sexual, el conteo de espermatozoides y la fertilidad. Y no acaba ahí la cosa: contienen un océano de fenilalanina, un aminoácido que ayuda a regular el estado de ánimo y a mejorar el apetito sexual.
Pepino: Dejando a un lado los chistes sobre esta cucurbitácea, un estudio de la Fundación de Investigación y Tratamiento del Olfato y el Gusto de Chicago (EE.UU.) descubrió que uno de los aromas que más despiertan la excitación en las mujeres es, lo creas o no, el pepino. Haz un aperitivo sabroso combinando pepino picado, hojas de menta y yogur.
Granada: Según The International Journal of Impotence Research, el zumo de granada ayuda a combatir la disfunción eréctil. Los científicos creen que esto se debe a los potentes antioxidantes del zumo de granada, lo que impide que esos odiosos radicales libres interrumpan la función circulatoria. Así que tómate un vaso si quieres subirte la moral.
Semillas de sesamo: El tamaño de estas semillitas no hace justicia a su hercúlea fuerza nutritiva. En la antigüedad, las novias griegas recibían pasteles de sésamo como símbolo de algo fructífero lo que puede interpretarse ampliamente como suerte en la cama. Contiene gran cantidad de selenio y zinc y es rico en calcio, magnesio, vitamina E y grasas esenciales, todos ellos nutrientes que vienen muy bien para la libido.
Esparragos: Los espárragos son ricos en potasio y calcio, lo que ayuda a la producción hormonal y eleva los niveles de energía. También son ricos en vitamina E, lo que mejora el flujo sanguíneo a los genitales.
Nata: No, no es una errata. Con moderación, la nata es una gran fuente de calcio, necesario para mejorar la contracción muscular asociada con la erección. También es una buena fuente de arginina, que se encuentra en niveles elevados en el esperma. Además, es un placer supremo, lo que añadirá diversión al asunto
Cacahuete: Este fruto seco te ayuda a mantener el sistema vascular saludable, lo que garantiza un flujo sanguíneo adecuado a la sala de los trofeos. Los cacahuetes son ricos en ácidos grasos Omega-3, que reducen el colesterol que bloquea las arterias y por tanto disminuyen el riesgo de padecer del corazón. 
Espinacas: Si la comes cruda, esta versátil verdura es una de las pocas que contienen la coenzima Q10. Un estudio de The Journal of Fertility and Sterility descubrió que la coenzima Q10 puede ayudar a mejorar el movimiento del esperma, lo que son buenas noticias para los que necesiten una ayuda como la que las espinacas daban a Popeye. Las espinacas también contienen gran cantidad de hierro, que combaten la infertilidad, según un estudio de la Universidad de Harvard (EE.UU.).
Ajo: Este matabesos contiene un potente ingrediente llamado alicina, que aumenta el flujo sanguíneo y la libido. Pero no te olvides de llevarte caramelos para el aliento o te mandarán a casa antes de tiempo.
Trufa: Las cualidades afrodisiacas de la trufa se deben a su aroma intenso, una sustancia llamada alfa-androstetenol, que imita el olor de las feromonas. Estas son las hormonas que disparan la atracción física. Sírvelo gratinado sobre huevos revueltos para desayunar en la cama, pero prepárate para no salir de ella hasta la hora de comer.
Tomate: Conocido como la manzana del amor, la reputación del tomate se basa desde hace tiempo en su color y su tacto. Pero su elevado contenido en betacaroteno, que tu organismo transforma en vitamina A, lo hace vital para mantener una buena salud sexual. La vitamina A también ejerce un papel relevante en la producción de testosterona.
Atun: Este pez es rico en vitamina B3 y es el efecto de dilatación sanguínea de esta vitamina lo que mejorará tu vida sexual. Quizá tengas orgasmos mejorados, un aumento en la sensación del tacto y erecciones más potentes. Así que asegúrate de que esté en el menú en esa importantísima tercera cita
Apio: Los romanos ya lo usaban como afrodisíaco. Contiene gran cantidad de las feromonas llamadas androstenona y androstenol, que se cree que atraen a las mujeres. Además, mascar apio limpia los dientes, una gran ayuda cuando las feromonas empiecen a hacer su trabajo.