21 feb. 2014

Lasaña de la mar con cítricos y cebolla crujiente

















Ingredientes:

  1. 4 laminas de pasta grandes.
  2. 150 gr de gambas pequeñas peladas.
  3. 2 tiras de sepia.
  4. 1 calamar de 100 gr.
  5. 10 fresas.
  6. 80 ml de tomate triturado.
  7. 1 cebolla grande.
  8. 100 ml de leche.
  9. 20 gr de mantequilla.
  10. 2 dientes de ajo.
  11. 3 cucharadas de aceite.
  12. Una pizca de pimienta blanca.
  13. Una pizca de sal.
  14. 80 gr de cebolla frita deshidratada.
  15. 30 gr de harina de trigo.
Preparación:
  • Cogemos un cazo y lo llenamos de agua por la mitad y lo ponemos al fuego para cocer las laminas de pasta. ( También podéis optar por las pastas deshidratadas que no hacen falta cocer o solo introducir en agua caliente eso ya depende de vosotros) Mientras se cuece la pasta picamos los ingredientes a trozos pequeños. Ponemos una sartén y echamos el aceite y esperamos a que se caliente, estamos pendientes de la pasta para que no se nos pase de cocción, una vez allá cocido la retiramos y dejamos encima de un paño limpio y seco para que elimine el agua sobrante. Una vez este la sartén caliente echamos los ingrediente picados y los sofreímos a fuego medio durante 13 minutos. Mientras se sofríe ponemos otra sartén al fuego bajo y echamos la harina y la removemos para tostarla un poco y quitarle el sabor crudo de la harina, seguidamente echamos la mantequilla y removemos nos disponemos a preparar una bechamel. Tenemos la sartén a fuego bajo y vamos echando poco a poco la leche templada y nos ayudamos con una varilla para mezclar y no senos formen grumos. Veremos como espesa le vamos echando la leche poco a poco asta que se nos quede la textura deseada (Si la queréis mas espesa o liquida le echáis mas o menos leche o harina a vuestro gusto.)  Volvemos con el sofrito de la sartén y echamos el tomate con 10 ml de vino blanco y lo dejamos cociendo a fuego medio 10 minutos. Para terminar cogemos las laminas de pasta ponemos ponemos una en el fondo del plato y echamos un poco del sofrito y lo repartimos con una cuchara, seguidamente cubrimos con una capa fina de salsa bechamel y ponemos una lamina de pasta encima haciendo un poco de presión, hacemos lo mismo con el resto. Para terminar echamos la cebolla por alredor y cubrimos con el resto de bechamel por encima.